miércoles, 22 de abril de 2015

AÑADIDO A "EL DESCONOCIDO"

Hola a todos.
Hoy, me gustaría compartir con vosotros un nuevo añadido a mi relato El desconocido. 
Esta escena corresponde a la vida conyugal de Jeremy y Dolly.

                                       Para Dolly era algo novedoso el ser la esposa de un joven como lo era Jeremy, que estaba volcado por completo en ella.
                                       Le regalaba ramos de flores una vez a la semana. Se sentía orgulloso de pasear con ella cogido del brazo. Podía hablar de cualquier cosa con él.
                                        De modo el matrimonio es así, pensó Dolly. Compartir tus cosas con alguien.
                                       Jeremy la buscaba en la intimidad de la alcoba. Ella no le rehuía. Aceptaba aquella situación con naturalidad.
                                      Si Jeremy se encerraba en su despacho, ella entraba para hablar con él.
                                     Y él la recibía con un beso.
                                     Jeremy miraba con arrobo a Dolly mientras se sentaba frente a él. Desde que la vio por primera vez, aquella joven había despertado en su pecho emociones que desconocía.
                                    No lo podía negar. Se había enamorado de Dolly nada más verla. Y era el hombre más feliz del mundo por tenerla a su lado. No quería separarse nunca de Dolly.
-¿Te asusta la idea de convertirte en condesa?-le preguntó en una de aquellas veces en las que Dolly entró en su despacho.
-He recibido una educación esmerada-respondió la joven.
-Si te soy sincero, tengo miedo de fracasar.
-Eres un joven serio.
-Lo siento, Dolly. Supongo que esto es una experiencia nueva. Me refiero a mi futuro como conde de Wymar.
-Será mejor que te calmes un poco. Lo vas a hacer muy bien. Tu padre va a estar orgulloso de ti. ¡Ya lo verás!
                            Dolly cogió la mano de su marido por encima de la mesa y se la besó.



                                   Cuando yacían acostados en la cama, el cuerpo de Jeremy buscaba el cuerpo de Dolly.
                                La besaba apasionadamente y ella correspondía con el mismo ardor.
                               Amaba a Jeremy. Lo deseaba a su vez.
                               Y era feliz cuando la lengua de Jeremy recorría su cuello con delicadeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada